traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

30.6.17

PRIMER VIAJE DE ZIORTZA MOYA






¡Hola! Un nuevo periplo de esta sección de viajes nostálgicos. Crónicas blogueras de un primer viaje, esas anécdotas y momentos inolvidables y esas fotos de antaño. Nos han contado sus añoranzas, sueño y confidencias en esos primeros viajes por Calpe, Granada, Londres, Pirineo Aragonés, París, Madrid, Siracusa, Olivenza, Grecia


¡¡¡GRACIAS A TODOS LOS QUE HABÉIS PARTICIPADO YA!!!






Todos son geniales compañeras y compañeros de este mundo virtual. Gracias a sus viajes hoy los conocemos un poquito más. Si os pica la curiosidad pinchar su nombre y os contarán su viaje.








Hoy nuestra protagonista es  ZIORTZA MOYA 

Una bloguera que lleva poco tiempo con nosotros (en septiembre hará un año) lo cual supone en el mundo virtual: CURIOSEAR PARA CONOCERLA MEJOR. Ya os cuento de primera mano que es tímida, por lo tanto, aparte de sus publicaciones y sus reseñas de libros y cine, poco sabemos más de ella. En su presentación me voy a extender un poquito más a como acostumbro hacerlo con los blogueros más conocidos, o sea los que nos seguimos desde hace algún tiempo por este mundo de g+. Así pues, como la cosa se puede extender la presentación de impresiones y detalles de Ziortza la haré después, en cuanto ella nos cuente su primer viaje a la región francesa del Bearn, en el sur de Francia...







Hace unos años unos amigos iniciábamos un viaje de cinco días por la región del Bearn en el sur de Francia. Éramos dos parejas y dos “singles” (por aquel entonces). En el año 2005, yo tendría unos 27 años, y aunque ya era un poco mayorcita, era la primera vez que salía de España. A partir de aquel momento he viajado más (pero no tanto como me gustaría). Ya estábamos inmersos en la era digital, de ahí la “buena” calidad de las fotos. 

Nuestro destino era la coqueta localidad de Salies de Bearn, uno de esos pueblos con encanto que parecen sacados de un cuento. Nos alojamos en un hostal en tres habitaciones. Las parejas en una especie de celda (por lo pequeña que era), y los solteros en una más grande con cocina y comedor incluidos que es donde nos juntábamos por las noches.




Lo primero que nos llamó la atención fue como en cuestión de dos o tres horas y 200-300 kilómetros, el paisaje se transformó completamente: del tortuoso relieve del País Vasco pasamos a las suaves colinas, casi llanuras, verdes y fértiles a la que no estábamos habituados. En España lo verde es montañoso, y lo llano es seco; era una combinación que a mucha gente le pasará inadvertida pero a nosotros nos sorprendió. Hasta los ríos eran diferentes: caudalosos y tranquilos en contraste con los secos o rápidos arroyos de España.

Salies de Bearn era un pueblo también diferente. Las casas parecían “de chocolate” con sus tejados empinados y sus contraventanas bien pintadas. Por tener, hasta tenía un balneario del que hicimos uso casi todos los días que estuvimos allí, con los chorros “dislocantes” a seis atmósferas de presión, y la sauna a 500 ºC (muy agradable); a la salida como nuevos, oiga. Hasta que el último día, algunos dejamos de hacerlo porque parecíamos garbanzos cocidos recién salidos de la olla, y queríamos sentirnos un poco más viejos, así que dimos una vuelta por las afueras del pueblo y descubrimos un precioso parque con gamos y animales de todo tipo.

Era un pueblo con mucho ambiente y vida comercial; eso sí hasta las siete de la tarde, cuando todo el mundo se recluía a cenar. Aquello también nos trastocó, comer a las doce y cenar a las seis-siete.  Por la noche, como no había mucho que hacer, nos juntábamos en la habitación grande a cenar alguna tortilla que se había desparramado por la encimera al intentar darle la vuelta (el típico experto en tortillas, ejem) y que estaba hecha con aceite envasado en una especie de botella de lejía que compramos allí; de postre un flan de arroz descomunal de un kilo y medio nunca antes visto por estos ojos. Los supermercados eran como los nuestros, pero con productos rarísimos y algunos muy ricos, que no hemos logrado encontrar aquí. Después jugábamos al Trivial acompañados de algunas copas de más, que en varias ocasiones nos trajeron un disgusto en forma de enfado ya que alguno llegaba a poner en duda las respuestas del juego; los debates eran intensos pero duraban un suspiro.




Visitamos varias localidades de alrededor como por ejemplo Dax, que era la población más grande de la región. Se ve que la zona es rica en aguas termales, porque aquí también nos encontramos con una fuente de la que salía agua caliente. Este hecho era ya conocido por los romanos que aprovechaban esta circunstancia para construir sus termas. Era una pequeña ciudad con todos los servicios y con una gran animación.

También visitamos pueblos más pequeños como Navarrenx, que es conocido por su fortaleza y por ser parte del camino de Santiago (aunque, ¿qué sitio no lo es ya?)

Sarpourenx era una pequeñísima aldea cuyo alcalde emitió una especie de bando hace algunos años, en el que “prohibía morirse a sus vecinos, ya que no había espacio en el cementerio”. Nos preguntamos qué edad tendrá ya el más viejo del lugar y que elixir tomará para no fallecer nunca.
En el camino de vuelta estuvimos en Orthez, que tiene un precioso puente medieval.



Como recuerdo nos trajimos tres relojes idénticos (uno para cada parte de la familia), hechos en un trozo de piedra pizarra con el nombre del pueblo escrito en él. Es algo de lo que no me olvido porque lo compramos en una tienda atendida por un señor muy mayor, que también parecía sacado de un cuento. Los relojes estaban cubiertos por una capa de unos tres centímetros de polvo al igual que el resto de los objetos que vendía en el comercio de antigüedades que regentaba.  Sin saber el precio le dimos un par de billetes de veinte euros, y él nos devolvió lo que él creyó conveniente. Todo esto sin intercambiar una sola palabra.

Después de cinco días, de los que guardo muy grato recuerdo, volvimos a casa con ganas de más. El año siguiente volvimos a ir a Francia, pero esta vez un poco más lejos.


¡Gracias Ziortza!  Vaya, con eso de "prohibir morirse por falta de espacio"...y esos "relojes en piedra, marcando el tiempo" ¿Tendrán que ver algo entre sí?

Nuestro país vecino, Francia, tiene tantos rincones bonitos, para mí es un desconocido y lo más cercano de lo que has descrito que conozco es la medieval Saint -Cirqu- la- Popie (que ya hablé de ella en la entrada  SAINT- CIRQ- LAPOPIE. EL ÚLTIMO RECODO MEDIEVAL) situada en el departamento de Lot, región de Mediodía-Pirineos. Conozco tal vez más el Norte y París, como no.

Pasamos a una música y descubramos un poco más a Ziortza





La felicidad no espera


Vizcaína con nombre de leyenda, de colegiata de siglo XV, donde el yezgo, el saúco salvaje, crece junto a arroyos mansos. Es Ziortza. Vamos con ella a abrir una ventana al mundo de la literatura, la literatura fresca, sencilla. Sus venas creativas se ven un día cualquiera, cuando quieras, exprimidas en sus relatos o en los cuentos que ella escribe. Si la descubres déjala allí, en su mundo, porque está en un sueño profundo, donde lee y escribe, escribe y lee; Ziortza está Buscando soluciones a problemas inventados, abre la puerta de su blog y la verás, desconstruyendo la realidad, rodeada de libros, cine y relatos.
Esta mente creativa y versátil piensa que los problemas actuales, personales o de cualquier otra índole, no surgen de pronto, éstos son creados por los mismos humanos, en gran parte, para molestar a los demás. ¿Perversiones? No, más bien equivocaciones que se cometen donde hay desesperanza, exclusión, desarraigo, estafa o desorden. Está tan convencida de ello que le busca soluciones a cualquiera de las cuestiones que aparecen a su alrededor, Ziortza le encuentra una explicación a todas, pone un poco de luz a las oscuridades que a veces incluso a ella le asolan; no es un desencanto como nos podría parecer a cualquiera de nosotros, no, porque ella todo lo convierte en historias para hacerte partícipe de su sentir. Y es entonces cuando te contagia con su entusiasmo, lo hace de mil maneras, la mayoría de las ocasiones convertidas en sueños, otras en terror o ciencia ficción para hacerte pensar, emocionar o reír, por macabro que te pueda parecer.




Dice la leyenda que hay una locura negra que destapa verdades…Sus obras delatan los crímenes cometidos por fantasmas en noches de luna, esas oscuridades opacas llenas de siluetas como ese vampiro calavera, o ese extraño ser verde venido de otra galaxia. Hay muertes colaterales estafando la humildad.
Son irreflexiones que Ziortza nos trae en silencio, vestidas de fantasía. Nos cuenta secretos, tramas o triquiñuelas…y es capaz de hacer que un personaje de relato negro entre en crisis por gusto, por desencanto. A esta escritora le gusta la ironía bien entendida, dice que va con su personalidad. 
Ha sido finalista, mención especial y seleccionada en varios concursos literarios. El año pasado fue primer premio del IV concurso de relatos Románico Digital con su obra: “Europa: primera parte”. Ziortza es amante de la historia y este trabajo, en particular, se inspira en la Edad Media, en las batallas entre francos y sajones junto al río Elba. La lucha hasta el final y no doblegarse a pesar de que la suerte esté echada.
Y de esta forma sacamos a la luz de su rincón oscuro, a esta desconocida compañera; supernatural como la vida misma, que nunca será olvidada si sigue escribiendo como lo hace. Anímate a conocerla con esa marca, ese punto entre realidad y fantasía con tintes negros e irónicos bien entendidos. Aliénigena no, terrenal cien por cien, pero creo que le pierde el misterio y la intriga. 




Gracias por participar Ziortza, un abrazo fuerte para ti y para todos los que asomáis por aquí (con buenas intenciones siempre jeje, es broma).
¡Hasta el próximo viaje! esta vez, una compañera catalana muy querida por todos aquí.
Por cierto, ¿no hay ningún compañero, me refiero a género masculino, que se anime a contarnos su viaje? ¿Vergüenza, timidez? Es solo cuestión de desempolvar fotos antiguas; no sabéis los buenos recuerdos que traen. A ver chicas si convencemos a alguno entre todas...
Besos mil!!!


34 comentarios:

  1. ¡Pero bueno Eme, estoy emocionadísima! Si me vieras ahora, estoy sonrojada y sin palabras... El relato que me has hecho es cómo un viaje interior a mí misma, nadie lo podría haber hecho mejor. Además con esa narrativa tan brillante y maravillosa que tienes. Muchísimas gracias Eme de verdad, por el trabajo que te has tomado en hacerlo. ¡Me has alegrado la tarde y el fin de semana!
    Ha sido un placer colaborar con tu blog y ¡muchas gracias de nuevo! Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ziortza, gracias a ti, me alegra que te haya gustado la presentación, tu viaje también es un regalo. Sobra decirte que utilices este apartado de comentarios para contestar a los compañeros que se pasen por aquí, sin problema estás en tu casa. Un beso grande

      Eliminar
  2. ¡Hola chicas, pedazo de dúo que habéis realizado!

    Una conjunción brillante de dos estrellas acariciando las letras. Me ha encantado el viaje, el lugar y la forma de narrar de Ziortza con un aire de cuento mágico y con detalles de humor y de ironía para el recuerdo. Tengo muchas ganas de realizar un viaje por el sur y el este de Francia en coche y sin rumbo fijo y con este texto ahora más aún. Y a ti Eme, que te puedo decir , pues que eres una artista y en tu parte del texto lo bordas, vaya sutileza al escribir. Me siento muy honrado de que participaras en el blog marciano con la peli de Hitchcock y de haber abierto está sección tan bonita en tu rincón literario y viajero. Y bueno, ¿qué pasa con el personal masculino que no se atreve?, lo cierto es que tengo la sensación de hay bastantes más chicas escritoras con blogs que chicos. En fin, me gusta que la mujer se empiece a imponer en la literatura y otros muchos ámbitos de la vida, porqué ya está bien de lo contrario. Me parece que me he enrollado mucho, sorry!
    Un gran abrazo Eme y Ziortza, ya sabéis desde hace tiempo de mi sincera admiración, gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Miguel! Qué amable eres..., la verdad es que tengo un buen recuerdo de aquel viaje, tanto que al año siguiente volvimos a la zona del Perigord. El sur de Francia es precioso. Me alegro que te haya gustado mi narración de aquellos días a veces un poco surrealistas... Y qué decir de las palabras de Eme, se lo reitero cincuenta veces si hace falta, que es brillante y que me ha emocionado muchísimo. ¡Yo también animo a los chicos a participar! En este rincón uno se siente muy a gusto...
      Un besazo Miguel y ¡feliz fin de semana!

      Eliminar
  3. Qué sitio tan espectacular, desde luego un viaje entre amigos deja una huella imborrable.
    Es curioso lo que dice Ziortza de la meseta española, porque es cierto: amarilla, seca, polvorienta...En verano. A lo largo del año es muy cambiante: el aspecto brumoso del otoño, los cielos, las nubes y luego la explosión de color en primavera: amapolas rojas, aliagas amarillas, el trigo cimbreante. Lo dice un habitante de la llanura manchega, con el paso del tiempo y si el cambio climático no lo estropea, me doy cuenta de que es una especie de calidoscopio. Pero como es tierra de paso y la mayoría la cruza en verano para ir a la playa...
    Estupenda crónica de Ziortza y bonitas palabras, Eme. Todo muy emocionante.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Gerardo! Desde luego es espectacular y encima imagínate con amigos..., jeje. La verdad es que en cuestión de pocos kilómetros cambiamos mucho de paisaje y de todo. De edificios, de forma de vivir..., es curioso. Yo que no soy mucho de playa, en verano suelo aprovechas para visitar sitios interiores aunque parezca raro, jaja. Rarita que es una.
      Muchas gracias por tus palabra Gerardo.
      Un abrazo muy fuerte y feliz fin de semana.

      Eliminar
  4. Me ha encantado este viaje de Ziortza. Adoro Francia y por esa zona he pasado muchas veces. Si sales en coche desde Santander hacia Europa, no te queda otro remedio y, durante muchos años, me negué a volar. Ahora me he reconciliado con los aviones y hace ya mucho que no paso por la zona, pero la recuerdo con mucho cariño.
    Emotiva la presentación que haces, Eme.
    Ya he estado en el blog de Ziortza y por allí me he quedado.
    Un beso a ambas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Rosa. Me alegra que hayas visitado la zonas y que te guste como a mí. Yo también tengo (todavía) cierta fobia al avión, y aunque acabo haciendo viajes me cuesta mucho (sobre todo si pasan de las 2-3 horas). Gracias por pasarte por mi blog y quedarte, ¡en breve me pasaré por el tuyo a hacerte una visita!
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  5. Ohhh pero que maravilla de entrada! He estado enganchada a las palabras a cada momento. La explicación del viaje ha sido asombrosa, con una narración tan sutil y auténtica como nos tiene acostumbrados Ziortza. Me alegro de que disfrutases de esa manera, guapísima! El viaje tiene una pinta tremenda. Y después la dedicatoria de Emerencia ha sido de lo más cautivadora, que bonito texto dedicado!! Un besazo a las dos, que genial entrada habéis conseguido juntas! :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias María! ¡Eres un sol! Me alegra que te haya gustado el viaje, espero que alguna vez tengas la oportunidad de hacerlo. Con la dedicatoria de Eme todavía estoy que no me lo creo, tiene una forma de bella y personal de escribir... En fin no me cansaré nunca de darle las gracias por haberme dejado participar en su blog.
      Un besazo muy grande María, guapísima.

      Eliminar
  6. ¡Gracias Miguel, Gerardo, Rosa, María!

    Hola Miguel, compañero, gracias por lo de estrella como no me cojas me subo para el cielo, jeje. Ya ves que Francia ofrece mucho, como he dicho, es un país que promete conocerlo. Nosotros fuimos desde Andalucía parando en Barcelona, atravesamos todo Francia, nuestro destino: Paris. Pero descubrir Saint-Cirq-La Popie fue estupendo, como dice Ziortza, son pueblos que tienen el encanto de lo medieval, son de leyenda, ubicados en zonas de bosque… Ay, participar en tu blog ha sido un regalazo, cuando me voy a ver en otra, yo hablando de cine. Ya te digo que es una oportunidad participar en blogs con temática diferente a la tuya, es divertido. La admiración es mutua. Un abrazo Miguel

    Hola Gerardo, una aportación de un manchego ¡qué bien! Porque coincido que ver la mancha o Andalucía (menos Almería) en primavera cambia la percepción, es verdad. Yo me he parado atraída por el viento, los molinos y los campos de vides con los pampanos… Gracias por visitarnos. Un abrazo

    Hola Rosa, sí que te vas a quedar mucho tiempo en su blog, porque Ziortza te va a atrapar, tenéis la lectura a vuestro favor, amáis las letras, demostráis su pasión día a día. Un abrazo

    Hola María, gracias por tu comentario pero el mérito lo tiene Ziortza ella se ha dejado descubrir y esto ya es mucho en este mundo virtual. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado mucho el viaje de Ziortza, me dan ganas de salir y viajar por el sur de Francia. Mira que lo tenemos cerquita y no hemos ido todavía. Sólo hasta Biarritz. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mamen. espero que salgas algún día por el sur de Francia, que cómo dices lo tenemos muy cerquita, seguro que te gustará. Muchas gracias por tus palabras.
      Un besazo muy grande.

      Eliminar
  8. Bueno, bueno... Un precioso pueblo francés, de esos que cualquier escritor soñaría con recluirse solo para escribir. Y, por supuesto, Ziortza. Creo que inauguramos blog casi a la vez, allá por septiembre, di con el suyo a través de sus comentarios en otras páginas, me parecieron tan elaborados y brillantes que pensé "aquí hay fondo". Tras leer su primer relato quedé atrapado. Es una escritora con personalidad, con una idea clara de lo que significa contar una historia, versátil, capaz de clavar al personaje, intensa... Sin duda una compañera a la que leo con pasión y un blog de apuntes para anotar todos sus aciertos narrativos. Un abrazo a ambas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola David! Bueno qué buen compañero has sido desde que te conocí..., siempre buenas palabras y alguien de quien aprender tanto, generoso hasta decir basta. Cómo dices este pueblo podría ser perfecto para cualquier escritor pero el "problema" es que no fui sola, jeje... y primaron otras actividades.
      Bueno que sepas que ya me he hecho con tu libro de relatos Los demonios exteriores y lo estoy leyendo con avidez, se lo recomiendo a todo el mundo.
      Y por supuesto su blog entretenido y didáctico como pocos.
      Un abrazo muy fuerte David y mil gracias.

      Eliminar
  9. Hola David, hola Mamen gracias por pasaros. "Aciertos narrativos" vaya David, eso si que es un piropo de un admirador, y además de muy buenas letras. ¡Qué gusto poder leeros! Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Qué bonita reseña os ha salido Eme, las palabras y la música que has escogido para describir a Ziortza me han parecido de lo más acertado y preciosas.
    Hace poco que he descubierto el blog de Ziortza, de hecho creo que ella se acercó al mio y a partir de sus comentarios descubrí a una persona sensible con letras muy mágicas, al leerla te sumerges en la profundidad de sus historias, en la minuciosidad y delicadeza con la que trata a sus personajes, un placer.
    ¿Y qué decir de su primer viaje? Lo he leído con una sonrisa, he visto esa tiendecilla con el viejito muy viejecito y hasta también con un poco de polvo, he imaginado esos relojes de piedra que podrían contar tantas historias.
    Me gusta Francia, está cerquita y tiene unos rincones preciosos, y después de leeros me han entrado unas ganas bárbaras de descubrirlo.
    Besos a ambas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias Conxita! Agradezco de verdad tus palabras tan bonitas y emotivas, y encima de alguien que escribe tan bien. Eres un encanto.
      Es cierto que el viaje tuvo cosas un poco surrealistas como ese viejito de cuento, jeje. Y desde luego te animo a visitar esa zona porque es preciosa y cómo dices la tenemos a tiro de piedra.
      Un besazo Conxita.

      Eliminar
  11. ¡¡¡¡Hola!!!! Me ha encantado este viaje, adoro Francia, especialmente el sur y el detalle de los tres relojes idénticos es lo más.
    Un beso enorme y me pasaré a conocer a Ziorta.
    Un post maravilloso, tanto lo que nos cuenta ella como la presentación de Eme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marigen! Me alegro un montón que te haya gustado el viaje. Y cómo ya he comentado la presentación de Eme ya es lo más, nunca lo olvidaré.
      Un abrazo muy fuerte Marigem.

      Eliminar
  12. Gracias Conxita y Gema las dos ya sois viajeras de esta sección y me alegra que conozcáis un poco más a Ziortza, es un lujo tenerla de compañera. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué maravilla! Habeís sintonizado las letras y aparece un mosaico que os describe a las mil maravillas. Entre el primer viaje de Ziortza con esa narrativa tan sensible al paisaje y a las experiencias, la música y por último las palabras de Eme entretejiendo todo habéis conseguido entusiasmarme a mi y a muchosss.
    Me ha encantado leer y disfrutar con vosotras de cada detalle. Cada día os superais más, bravo!!
    Muchos besos a las dos Ziortza y Emerencia, sois geniales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi apasionada Xus, qué encanto, motivas a cualquiera. Si que hemos disfrutado las dos con la entrada Ziortza con sus recuerdos y yo en su compañía virtual, conociéndola. Me alegra mucho que te haya gustado. Ambas sois fáciles de conocer, con poco tiempo os hacéis querer con vuestro buen hacer. Un beso a ambas porque seguro que Ziortza pasará a saludarte...

      Eliminar
    2. ¡Muchas gracias Xus! Me alegra que te haya gustado el viaje, yo sí que disfruto con tus viajes, compañera, en los que detallas lugares a la perfección y con una pasión que contagio. Y me reitero con Eme y sus palabras y su forma de escribir que hipnotiza.
      Un abrazo muy fuerte amiga Xus.

      Eliminar
  14. Es una colaboración maravillosa, transpiráis emoción y sin duda lográis que la pantalla ceda y sea recogida por nosotros con los brazos bien abiertos. Convirtiéndola en una entrada súper bonita, humana y cercana, como lo sois vosotras. ¡Enhorabuena a ambas! Vuestros blogs son recomendadísimos, pero las autoras que habitan dentro de él, mucho más.
    Besos, me encantó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Irene. Me alegra que te haya gustado este viaje tan especial y por supuesto las palabras de Eme con su prosa tan maravillosa. Eres una compañera estupenda y muy generosa. ¡Tú si que vales guapísima!
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  15. Yo conozco a Ziortza, o mejor dicho a su blog, desde hace muy poco, y tan pronto como entré por su puerta me dije que volvería a menudo, como así hago. Me encanta lo que escribe y cómo escribe, combinación imprescindible para atrapar al lector como lo ha hecho conmigo.
    En cuanto a su primer viaje, me ha resultado un relato la mar de ameno. Todo parece salido de un cuento. Y los nombres de Navarrenx y Sarpourienx, parecen más propios de los amigos galos de Astérix y Obélix, jeje.
    No conozco esa zona del sur de Francia y no había oído hablar de Salies de Bearn, por lo cual me ha resultado doblemente agradable su relato del viaje. Yo solo conozco la región del Midi-Pyrenées, por su cercanía a Cataluña. Y París, cómo no.
    Y otra cosa que me ha sorprendido es la temperatura de la sauna. ¿500ºC? Eso es para asar un pollo.
    Y excelente presentación la que has hecho, Emerencia, de nuestra compañera Ziortza. Solo tu podrías hacerlo con ese estilo y toque tan personal que rezuma poesía por los cuatro costados.
    Enhorabuena a las dos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Josep, la admiración es mutua, desde que me acerco a tu blog no he podido dejar de leer tus relatos adictivos, además hasta ahora han sido por entregas así que hemos tenido que esperar a esos estupendos finales, jeje. Los nombres de los pueblos son también de cuento o de tebeo en este caso, a mí me hizo especial gracia Sarpourienx, que suena a algo rarísimo. Te recomiendo la zona, es preciosa.
      Bueno lo de los 500ºC fue una broma-exageración de las que me gusta hacer a mí, lo que pasa que igual me pasé un poco con los grados, jajaja.
      Muchas gracias por tu comentario Josep y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  16. Hola Irene, muchas gracias reina.
    Josep Mª, conocemos todos a esta viajera creo que al mismo tiempo jeje esta interconexión hace que tengamos tejida una red donde todos nos seguimos, más o menos. A mi también me sorprendió lo de la temperatura pero se me pasó decírselo a Ziortza, creo que es 50º y ha bailado un cero de más; en las saunas tengo entendido que lo máximo son de 100º más o menos, solo tú se ha dado cuenta jaja está claro que no somos mucho de ir a ellas. Gracias. Un abrazo a los dos

    ResponderEliminar
  17. Maravilloso y elogiable viaje en cuanto a narración y visual recorrido con unas preciosas imágenes, Ziortza. Me quedo con ganas de hace una visita por la región del Bearn en el sur de Francia.

    Gracias a las dos por tan bonita información.
    Abrazos a ambas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mila, para mi es un gusto que la hayas conocido, yo este lugar en concreto, no lo conozco pero Saint-Cirqu-Lapopie es una maravilla, me imagino que estas regiones las conservan los franceses como oro en paño, como debe de ser, son un precioso legado. Un abrazo

      Eliminar
    2. Muchas gracias querida Mila. Me alegra que te haya gustado. La zona es maravillosa, así que te animo a que la visites algún día si te es posible.
      Te mando un fuerte abrazo, compañera.

      Eliminar
  18. El nombre del pueblo "Bearn" sugiere magia. Tal y como no lo describe Ziortza parece un lugar de ensueño, desde el paisaje, como por ej. el viejo anticuario con los relojes. He pasado un rato fantástico leyendo este relato, y me imaginaba a los cuatro amigos jugando al "Trivial" en ese pueblo perdido de Francia.

    Gracias a éste espacio Eme, podemos ir conociendo de tu mano a los diferentes blogueros. A Ziortza la descubrí hace un par de meses y me cautivó su narrativa, su "ponerse en la piel de...", de su amabilidad, y su Arte, con mayúsculas.

    Sus relatos tienen Alma, trasmiten a quien los lee, cosa díficil. Mi enhorabuena a las dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Lola, me alegra que hayas conocido un poco más a esta compañera. Y su viaje es contagioso y muy interesante. Gracias. Un abrazo

      Eliminar