23.2.17

VIAJE EN FEMENINO








Este es un viaje muy especial en el tiempo. Mi tiempo. YO formo parte de él, TÚ también, y tantas personas, mujeres y hombres, que estáis por el mundo leyendo esto.

Derechos, trabajo y reivindicación. Para mí son grandes palabras todas estas porque dan paso a otras dos: INDEPENDENCIA Y LIBERTAD.


Pero en época de crisis hay paradojas en cuanto a todo esto. Los chicos y chicas de ahora están más cualificados y están peor pagados Y las chicas aún más, y tardarán más tiempo incluso en encontrar TRABAJO.







Cuenta la historia que en los momentos duros la sociedad se hace mixta 
es decir, hombres y mujeres se desenvuelven en los mismos trabajos salvando esas barreras físicas y psicológicas. Los dos tienen que ser productivos para salir adelante.






Pero, mucho me temo que esto no pueda ocurrir y no lo ha hecho todavía con los tiempos que corren ¿por qué? hay una diferencia más grande, es que uno de ellos es reproductivo. Y parece ser que no encaja mucho lo de ser PRODUCTIVO y REPRODUCTIVO a la vez.

Nunca creí que iba a llegar a decir esto: tener hijos hace parar el tiempo profesional de la mujer sí, es verdad sino ¿es que acaso la sociedad no considera la reproducción como algo improductivo?

¿Hacia dónde vamos realmente cuándo el crecimiento de la población en la mente, y no digo solo masculina, ralentiza el desarrollo económico? Y esta es una de las cuestiones más importantes por las que hay esas grandes diferencias de derechos, salarios y consideración entre los sexos. 






Hay desigualdades en todos los sectores laborales e incluso se afianza en regiones. En Andalucía, mis orígenes y donde vivo, es un ejemplo. Aquí se marcan las diferencias desde hace tiempo y poco progreso ahí al respecto. No sé en vuestras regiones o países como será.

Yo creía que la crisis iba a ayudar a conciliar vida laboral, familiar y personal y no es así ¿hace falta una acción bélica como las guerras mundiales para que hombres y mujeres desarrollen los mismos trabajos?

Sí, ha avanzado muchísimo el campo de la tecnología y de las comunicaciones pero ésta cuestión de desigualdad se ha quedado parada en el tiempo. Y no se trata de ocupar sillones, ni cargos directivos, ni tomar decisiones sino de poder desarrollar tu vida personal y profesional simplemente.







Las chicas y los chicos de ahora siguen usando su tiempo libre de forma diferente. Los roles ante el avance social siguen estando bastante diferenciados para bien y para mal. 

El "modus vivendi" de la generación de ahora tampoco está ayudando mucho a la igualdad de derechos.

Sí, hay muchos más grados académicos, masters, pero ¿hay sentido común? ¿hay más capacidad de juicio para poder afrontar la vida?

La moda y la publicidad impuesta por los medios tampoco ayuda mucho. Y es difícil huir de todo esto en un sistema manipulador que atrapa y refleja aún más si cabe la desigualdad y estereotipos que existen.
   




Y para colmo los movimientos políticos y religiosos, poderes sociales y económicos ¿acaso no creéis que van marcando cada vez más esta desigualdad?






Siguen muriendo mujeres a manos de sus parejas, se cobra menos que los varones y la brecha salarial llega, en promedio, al 27%. Se arrastra sobre los hombros de las mujeres las consecuencias de la crisis. Recorte en servicios sociales para el cuidado de enfermos, mayores y niños. Se sigue pensando que las tareas domésticas y de cuidado son trabajo que no se remunera y suma, al menos, tres horas más a la jornada laboral.

"El colectivo 'Ni una menos' está impulsando una iniciativa que busca que el 8 de marzo las mujeres de al menos 30 países se unan y hagan un paro contra los feminicidios, la desigualdad salarial y la explotación económica.
Esta iniciativa comenzó en Argentina, donde los feminicidios han llamado la atención de medios nacionales e internacionales. Grupos feministas de países como Australia, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, República Checa, Ecuador, Inglaterra, Francia, Alemania, Guatemala, Honduras, Islandia, Irlanda del Norte, República de Irlanda, Israel, Italia, México, Nicaragua, Perú, Polonia, Rusia, Salvador, Escocia, Corea del Sur, Suecia, Togo, Turquía, Uruguay y EEUU, han dicho que se sumarán a esta iniciativa el 8 de marzo".