traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

4.5.16

PLAYAS DE HUELVA






Para los que me conocéis ya sabéis de mi pasión por las playas. 

Hay una frase que leí hace tiempo que dice "Trágame tierra y escúpeme en una playa". Y es cierto, la playa siempre cambia mi energía, incluso cuando viajo. Inconscientemente siempre la busco, nunca tengo el coraje de perder la costa de vista, siempre ando cerca, incluso volando admiro lo magnífico e impresionante que es ver el mar y la franja litoral desde arriba.




Aquí, en mi pueblo, ya se siente el verano. A los que vivimos tan cerca de la playa ya nos comienza a oler la piel a mar y los ojos se nos llenan de brillos y destellos. Nos os voy a enseñar Almuñécar, ya he hablado de ella en otras entradas, pero si de otras playas andaluzas.

Las playas de Huelva y Cádiz, junto con las de Cabo de Gata (en Almería), son de las más bellas que posee Andalucía, indudablemente por su conservación.

Os traigo varias entradas de las playas que más me gustan.

Huelva puede presumir sin complejos de sus más de 120 kilómetros de interminables playas de arena fina y dorada. La llamada Costa de la Luz se extiende desde las playas de Isla Canela, cerca de la frontera con Portugal, hasta la de Matalascañas, que tiene el privilegio de ser la puerta de entrada al Parque Nacional de Doñana, Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Mazagón y Matalascañas


Tienen el encanto de lo natural, salvaje y único. Las arenas entre blancas y amarillas tienen un tacto fino; toda la orilla está modelada por el viento unas veces son franjas de dunas, otras de pinares y otras de figuras caprichosas en cárcavas de colores oxidados.





Cuando te adentras en algunas playas puedes que no veas el final, doce, trece, quince kilómetros o más. Hay otras que se esconden, andan perdidas entre caminos y senderos. 







Hay pasarelas de madera que llegan hasta la playa, hay tramos que a veces se pierden, hay pasos que se borran...juegos en la arena....


Estos montículos de arena del color de la harina candeal sujetos a los caprichos del viento y con esa diversidad de formas y tamaños.


La mayoría de estas playas están conservadas por su alto valor paisajístico, por lo que es un verdadero regalo a los sentidos ir en su busca y disfrutar de ellas, mucho mejor fuera del verano, que es cuando entonces las puedes encontrar solitarias.



Me encanta este paisaje dunar ya lo sabéis los que seguís mis relatos: 

(PIANO DE CRITIAS "....tormentas de arena cubrieron en las marismas los restos de estos templos. El viento pule a diario los pasos por estas orillas,..quiero saber, necesito saber ¿qué fue entonces de esas civilizaciones? ¿De quién eran esas ruinas? La historia a veces olvida y en ocasiones confunden en estos paisajes de arena"...). 







La historia de Huelva, de vocación muy marinera, se remonta a los tartesos y fenicios, que ya explotaban las minas del interior, convirtieron los pueblos del litoral en prósperos enclaves comerciales y crearon una ruta marítima para transportar los minerales de Tharsis y Riotinto a las ciudades del Mediterráneo oriental. Estas dunas han sufrido muchas bonanzas y le han modelado corrientes de lejanos lugares.








Aún se conservan bosques de pinos que separan las playas de las carreteras de acceso. Una razón por la cual se conservan mucho mejor que otras que tienen el acceso rodado hasta la orilla. También es verdad que son pocos lo núcleos de población que existen y los que hay, apenas hay gente en invierno y en verano es mejor no imaginárselo.

Algunos pinos piñoneros han conseguido conservarse fuertes en estos arenales y que han llegado a ser centenarios con copas de hasta 24 m de diámetro.

¡Mirar el tamaño de algunos ejemplares de pinos viejos!! 
(la de rojo soy yo, qué pequeñita ¿verdad?)

Las franjas de pinares pueden adentrarse bastante, hasta perderse la vista. Hay una diversidad de flora grande no solo hay pinos, puedes ver otras especies vegetales y por supuesto de animales. Todo este ecosistema dunar tiene un significado ecológico y es un importante patrimonio. Bueno, todos los bosques del tipo que sea son esenciales para, no solo preservar las especies que viven en él, sino para conservar estos suelos y regular el clima, algo que preocupa cada vez más.





Espero que compartáis conmigo que es un regalo tener en España estos enclaves y poder disfrutarlos. Un abrazo!!!






OTRAS ENTRADAS RELACIONADAS CON HUELVA


24 comentarios:

  1. Maravillosas fotos, Joseme. tus fotos me traen muchos recuerdos. Yo he pasado temporadas en la marisma del Guadalquivir rodeada de agua y aves y alguno de tus paisajes me lo recuerdan mucho: los pinares que tapaba la arena de la playa antes de desplomarse sobre la marisma, las puestas de sol sobre el mar. Una maravilla y encima ya se siente el verano. Aquí seguimos casi con abrigo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosa, me alegro traerte recuerdos de tus marismas del Guadalquivir. Sí es un paisaje que te envuelve en un toalla de gramíneas, que te emborriza de arena como una croqueta. Ya ves estamparía mi huella para siempre en estos lugares. Un beso

      Eliminar
  2. Hola Emerencia!
    Comparto tu pasión por la playa. En realidad, más por el mar y ¡Mira que no suelo bañarme mucho! porque soy de un friolero...Pero me gusta el sol, el verano, el calor.
    Los lugares que muestras son fantásticos. Siempre he oido hablar muy bien estas playas, pero aunque no me pillan tan lejos... nunca las he visitado.
    Me alegro que me recuerdes que están ahí, a un tiro de piedra de mi casa. Quizás en algún momento me anime.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macarena! Huy, huy tan cerca,... pero si estás a una ola, jaja bueno el paraje siempre estará el tiempo lo dirá, fíjate con pareado y todo. Me alegra mucho habértelas descubierto. Un abrazo grande

      Eliminar
  3. Le pido lo mismo a la tierra si me traga: que me escupa en una playa, de ser posible, una bien desierta. Hermosa entrega, Joseme!!!

    Un beso grande!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria Paz, Fer, gracias, pues nada allí nos encontramos algún día, envueltas en arena y con lirios marinos en el pelo. Besos

      Eliminar
  4. Hola Emencia: me has hecho sin querer, recordar mi infancia,ya que mis abuelos maternos estuvieron viviendo muchos años en Huelva, y he podido disfrutar de alguna de sus playas, que bonitas, la verdad es que vuestro sur como el mio, vivo en Alicante, tiene una playas maravillosas, de modo que muchas gracias por mostrarnos un poquito de tu maravillosa tierra, y hacerme recordar buenos tiempos. un beso. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Teresa por compartir conmigo tus recuerdos en Huelva. No conozco Alicante, la tengo pendiente, haber cuando me animo al Levante. Un abrazo

      Eliminar
  5. Pero que post tan chulo, Joseme. Las fotos son de libro, de lo bonitas que son. Y qué te voy a contar yo que vivo en la playa todo el año... como he dicho alguna vez, antes de ir a trabajar echo un vistacito al mar y saco alguna foto que pongo en la cabecera de mi blog.
    Porque me pasa como a ti, hasta desde arriba de un avión, mis ojos buscan el mar. Es como mi 'referente'.
    Te quejarás tú de playas...¡una maravilla!

    Besos y gracias por el post

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chelo, creo que estamos bastantes amantes del mar, qué bueno, genial!!! compartir estas imágenes contigo que además eres de playa. Tenemos en España una franja costera maravillosa: Andalucía, Levante, Cataluña, y toda la cornisa cantábrica a cual más interesante. Yo que tengo la suerte de haber visto algunas, me quedo con todas. Besos

      Eliminar
  6. Ohh me han entrado unas ganas de playa...Preciosas fotografías. Me han encantado esas playas casi salvajes, me han recordado buenos momentos.

    Supongo que uno se acostumbra a vivir en cualquier sitio, pero las playas, el mar...tiene un encanto, que se echan mucho de menos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso, por eso tenía que enseñaros playas para saludar el verano!!! Hola Conxita!! Gracias

      Eliminar
  7. ¡Qué playas tan bonitas! No conozco esa zona, pero me parece preciosa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Zarzamora, me alegra tenerte por aquí. Estupendo que la hayas descubierto, si realmente es muy bonita y muy salvaje, tal vez por el viento que allí la dinámica va modelando la costa, está viva, cambia, las dunas se mueven y avanzan. Un abrazo

      Eliminar
  8. El mar siempre enamora y casi diría que tiene duende pues ejerce una tremenda seducción en quien lo contempla independientemente de la hora en que se observa. Te embruja sin remedio. Bonitas fotografías las que decoran tu entrada. Feliz fin de semana por favor mirando el Mar…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Encarna, duende, seducción y embrujo, casi se podría definirlo así: Crubriendo la tierra estás y como manto te definen. Eres agua, océano, piélago o ponto, bien salado o salobre de cuántos minerales arrastras. Nos "hacemos" a ti nos "abrazamos" porque eres duende y pasión. Un hechizo para los terrenales.....Buen fin de semana, sí por supuesto, mirando al Mar.

      Eliminar
  9. ¡Qué maravilla de fotos, Eme! Se nota el cariño y la admiración que has puesto en ellas al tomarlas.

    Hace unos años tuve la suerte de visitar las playas de Mazagón. Nos recibieron unos amigos que viven allí y nos llevaron a su rinconcito favorito, a primera hora de la mañana, para poder estar tranquilos y disfrutar del espectacular panorama. Me sorprendió que hubiera árboles tan cerca y realmente puedo corroborar que son una maravilla...

    Termino de leer tu entrada la mar de relajada, muchas gracias.

    ¡¡Un beso grande y feliz tarde de sábado!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Julia, siii eso es tal vez lo que sorprende más de la costa de Huelva y de Cádiz, los pinares hasta cerca de la orilla, es un regalo. En Cabo de Gata la vegetación llega también pero al ser más desértico no nos llama tanto la atención. Un abrazo!!

      Eliminar
  10. Gracias amiga por llevarnos con tus relatos a tan magníficos lugares, que en mi caso ya lo he vivido, pero que de nuevo he disfrutado. Las imágenes excelentes.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Suni por venir a comentar, siempre. Besos

      Eliminar
  11. Hola Joseme.
    Acabo de descubrir este blog y me ha parecido una maravilla.
    Viajes, fotografías y buenas letras.
    Enhorabuena también por esta entrada tan bella, con el mar y los bosques, singular combinación.
    Un saludo cordial desde Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel Bienvenido!!! me alegro que te haya gustado uf!! pues agradecida y que puedas seguir disfrutando de mis viajes y fotografías, y las buenas letras lo intentaremos mantener y si es posible mejorar. Un saludo

      Eliminar
  12. Hola, Emerencia. Intento poco a poco volver a visitaros a todos. Me ha encantado tu entrada, lo que nos muestras en esas preciosas fotos (me encanta la del pino piñonero, hace siglos que no veo uno, y menos tan grande) y lo que nos cuentas con esa preciosa prosa poética. Es una delicia leerte.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chari, qué alegría verte de nuevo por aquí. Espero que vayas retomando tu equilibrio poco a poco. Aunque ya te comenté que los cambios siempre traen mensajes renovadores. Lo de los pinos piñoneros sí, son geniales verdaderas joyas, debajo de ellos te ves tan pequeñita, ya ves en el fondo no somos tan "grandes" ni vivimos tanto como estos y otras muchas especies vegetales. Un beso

      Eliminar