20.7.14

LA ALPUJARRA EN JULIO







Siempre imaginamos este lugar entrañable con el otoño, las primeras nieves, los primeros frutos del castaño, las chimeneas y el olor a leña, las fuentes y las acequias con su murmullo interminable… Y así la describí en la otra entrada que publiqué en este blog. Hoy la descubro con otra mirada.

En verano existen otros colores, otras sensaciones que son tan maravillosas para el viajero y que igualmente le regocijan y le abrazan.









Nuestras noches en este paraje estuvieron acompañadas por una hermosa luna llena, más brillante y cercana que nunca. La manta y la sábana aún con la ventana cerrada es algo que ni por asomo imaginas en otro lugar en esta época.




Bubión
luna llena de julio, maravillosa

       


Los amaneceres descubren los terrados con sus chimeneas, reunidas en multitud, algunas humeantes por los asados de la cocina otras silenciadas hasta el otoño; unas tapadas por las parras que suben hasta la launa del terrado; otras en compañía de geranios y otras dejando entrever las pocas nieves de los neveros de sierra nevada.











El paseo de la mañana pasa por prados verdes, cerezos cargados de fruta y huertos llenos de vida con hortalizas regadas con el mejor agua que puede haber, la de la montaña.  










Hay una gran variedad de cerezos en las calles.




















Las pendientes de la orografía han hecho que estos lugares sean únicos en la adaptación al terreno, un arte y un entresijo. 


Paseando por las multitud de cuestas y recovecos ves al abuelo regar salvando desniveles con la tradición de los ancestros árabes. 








Las calles empinadas con sus canales de desaguadero de las fuentes y de los cubos de fregar.








Turismo y tradición se mezclan en estas fechas. Los tinaos aparecen entre las casas llenos de flores multicolores, es un verdadero placer a la vista. Balcones y ventanas tapados por las macetas de hortensias, geranios y pendientes de la reina. 








 


Las calles están recién encaladas para el verano y las puertas con las típicas cortinas de telar alpujarreño destacan entre las paredes de piedra. Los mayores del lugar son los que guardan estas tradiciones; en los lugares que no están se echa de menos su presencia, las casas se abandonan al tiempo.

















Las fuentes están presentes en las calles, unas en el barrio alto y otras en el bajo. Si nos alejamos del pueblo podemos encontrar manantiales de agua ferruginosa. 















El manantial más conocido es el de Fuente Agria en Pórtugos, otra localidad cercana a Bubión. Un nacimiento con 6 caños que emana agua con diferente intensidad de sabor, burbujeantes todas, unas más amargas que otras. La cascada de agua que existe más abajo de este manantial es un rincón muy atractivo lleno de colores y verdor, los lugareños le llaman “El Chorreón” no en vano las aguas rezuman por las paredes y van dejando rastros anaranjados de limonita barranco abajo.







Cayendo la tarde se intensifica el olor de las flores de los castaños se enciende la noche con el frescor de la sierra y se apaga el día. Un día maravilloso en este lugar del que me considero una enamorada.









12 comentarios:

  1. Anónimo21/8/14



    Monica Mariña Fahler de Stocchetti

    Tengo la gran fortuna de viajar mucho.Lo comencé a hacer de muy pequeña. Y aún no lo término
    He estado en Granada en cuatro oportunidades en mi vida
    La conocí en diferentes épocas
    Pero esta última vez conocí lugares muy bellos y cercanos a ella que nunca había ido
    Sus playas cercanas, la Sierra Nevada y la guinda del postre... Las Alpujarras Que maravilla
    Que belleza y que manera de disfrutarlas
    Un recuerdo maravilloso
    Tambien conocimos Santa Fe y el camino de García Lorca
    Aún no escribí sobre ello en mi blog
    Porque no concluyo con visjes anteriores
    Un saludo cordial
    Mónica
    www.dejarhuella.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mónica. Sí, que lo disfrutastes. Mucha gente aún no la conoce y es una comarca única con un patrimonio cultural y arquitectónico adaptado a su enclave serrano. Un gusto conocerte, te siguiré la huella:)

      Eliminar
  2. Isabel Roig24/6/15

    Isabel Roig Ayer a la(s) 20:36
    La verdad Joseme que debes ser maravilloso estar allí, es un paisaje tan hermoso que parece que el tiempo se haya parado, que tengas una feliz noche 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel, sí que lo es. Estos lugares mantienen el encanto de los ancestros, son lugares apacibles, donde el tiempo te llena el alma. Gracias igualmente

      Eliminar
  3. Maria Isabel Laguna Laguna24/6/15

    Maria Isabel Laguna Laguna Ayer a la(s) 22:09
    Bonitas imágenes..!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Gracias me alegra que las haya disfrutado ;)

      Eliminar
  4. Siray Munir24/6/15

    Siray Munir Ayer a la(s) 21:12
    Bellisimas fotos, de un bellisimo lugar en el que me encantaria vivir, gracias por compartir +joseme españoles 

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Siray. Sí, son pequeños pueblos colgados en la montaña. Están accesibles entre sí y con la costa y la ciudad. Tranquilos rincones donde el tiempo no tiene prisa. Saludos

      Eliminar
  5. Dicen que en Granada todo el posible, será por lo fantástica que es
    Granada y su entorno precioso reportaje, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, sí que es una provincia fantástica, tiene todos los paisajes imaginables. Y uno de ellos es La Alpujarra me encanta y Bubión para mí es especial. Gracias por tu comentario. Un abrazo encinarosa

      Eliminar
  6. ¡Madre mía Eme!
    ¡Cuánta belleza! Es una explosión de color. Y lo cierto es que las sombras en los pueblos dan un aspecto de fresquito y de buen olor... que apetece echarse una siesta en plena calle.
    Me gusta tu tierra.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macarena, sí, es una maravilla ver esta comarca en esta época de comienzos de verano. Gracias, estás invitada cuando quieras. Muchos besos

      Eliminar