9.7.19

UN GIRO DE EMPATÍA













Antes de abrir la puerta se agarró la nuez 
y aplastó las amígdalas sobre ella.
Cada día fingía ser una persona diferente.
Hasta ahora le había ido bien.
En cuanto bajó la manivela, la batiente cedió, dio una vuelta de campana sobre su eje y él se tragó la nuez.
Ese día la puerta se cansó de ser ella misma.














42 comentarios:

  1. Buen micro Emerencia de tu estilo personal. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado visitarte. Un saludo desde Almería

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Trini ¡Bienvenida! paisana, qué cerquita andamos la una y la otra. Un abrazo

      Eliminar
  3. ¡Jo, y este micro tan redondo se te ha ocurrido en una sola mañana! Creo que es un ejemplo de la teoría del iceberg de Hemingway. Con ese "aplastó la nuez" ya consigues que nos imaginemos la vida de esa persona atrapada en un cuerpo que no es el suyo, en la interpretación más literal, o bien a esa persona acostumbrada a vivir en la apariencia. Usas la imagen de la puerta como esa frontera entre lo privado y lo publico. Pero vivir en la apariencia no es un buen plan de futuro, y siempre llega el momento en el que debemos decidir mostrarnos tal y como somos. Aunque sea con un portazo, je, je, je... Me encantó, Eme. Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola David.! Muchas gracias. Sí, este micro salió de corrido en diez minutos, pero hasta ahora solo dos veces me ha ocurrido, no creas jeje, la otra con una historia corta de tinte épico.

      Lo que cuentas de la punta del iceberg, ese subtexto, es algo que me gusta mucho, también tiene sus retractores que quieren verlo todo muy claro y eso es respetable.
      Sugerir a pinceladas la historia es algo que hago siempre con menor y mayor éxito, sobre todo en los concursos jajaja ahí no termino por convencer, falta de experiencia, creo.

      Soy partidaria de dejar la lectura para la interpretación de cada uno, sin evidenciar cual es la verdadera, la que la autora ha tenido en cuenta. En este caso se puede decir al final cuando haya participado gran parte de los compañeros y compañeras.

      Por lo pronto te digo que este microrelato tiene dos interpretaciones más por mi parte. Y por eso tal vez me haya salido tan redondo.

      Ah, otra cosa con respecto a los concursos con limitación de palabras, que ayudan bastante en esto. Cuando tengo una historia que he escrito que a lo mejor tenía dos mil palabras cuando tienes que reducirla, uhmm, pues le echas imaginación en el recorte, vamos, supone un buen entrenamiento para los micros jeje.
      Como jardinera, te digo que se me da bien la poda, uhmm… puede que esto ayude, jaja.

      Un abrazo compañero.



      Eliminar
  4. Fantástico! ! Fantástico. Que imaginación! 👏👏👏👏👏💜

    ResponderEliminar
  5. Buenísimo, Eme No estuve tan lúcida como David para interpretar la historia. Pero el"Iluminati" me salvó del bochorno. Buen mensaje. Aplausos por tu buena escritura. CARIÑOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Beba! Muchas gracias. Te cuento que David le ha dado su interpretación personal. El micro tiene dos interpretaciones más, así que de bochorno nada compañera. Anímate a volverlo a leer, y ya me dices. Un beso cariñoso.

      Eliminar
  6. Genial micro Eme. Una alegoría perfecta con todas las premisas necesarias para un buen micro. La puerta como absoluta protagonista, no solo el comienzo de la frase obligada. Leo y aprendo compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel, un abrazo

      Eliminar
    2. Se me olvidaba, Isabel, aquí todos aprendemos de todos. Creo que la participación en Literautas con el micro del Dinosaurio y el Homo me ha calado bastante, hasta el punto que ahora veo estas historias de otra forma y me atrevo con esta nueva estructura narrativa. ;) Besos

      Eliminar
    3. No me extraña, a mi me ha pasado lo mismo. Y además tu eres más listas que los ratones coloraos, y aprendes y los bordas en un pis pás o plis plas que no se como se dice.

      Eliminar
  7. Un súpermicro genial, Más breve imposible, jeje.
    Siempre que se traspasa una puerta hay un antes y un después, sobre todo si esa puerta nos conduce a una nueva vida, la que hemos estado deseando.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep María. Las puertas son enigmáticas ¿te acuerdas de las de Aínsa? jeje son seductoras a no poder más, no solo por su apariencia, sino por lo que esconder tras de ellas, por un lado y por otro. Un abrazo

      Eliminar
  8. Es sin duda un buen micro, me ha gustado mucho y la verdad refleja la vida que hay cuando abrimos una puerta y entramos en nuestra intimidad, esa en la que muchas ocasiones y mucha gente, deja de ser lo que es fuera, para dentro ser verdaderamente ellos mismos. Vivir de puertas para afuera y para dentro de otra, tiene que resultar realmente agotador y tú lo has mostrado muy bien con este micro.
    Un abrazo y pronto escribiré el mio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Tere! Pues me alegro que te haya sugerido esto que cuentas, genial. Ya espero con impaciencia leer el tuyo pronto. Un abrazo

      Eliminar
  9. Muy bueno, Eme. Las puertas permiten salir de muchos sitios, incluso de uno mismo cuando no se está a gusto en la propia piel o la piel se nos ha hecho ajena.
    La imagen de agarrarse la nuez y aplastar sobre ella las amígdalas es bruta, pero muy ilustrativa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa. Muchas gracias. Sí esa imagen era necesaria para darle intensidad a la escena y al cambio que se produce después en la historia. Un beso.

      Eliminar
  10. Fantástico! Acertadísima la metáfora. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta, qué bien que te haya gustado. Un abrazo compañera.

      Eliminar
  11. Hola Eme, la verdad es que el reto propuesto es muy ameno y puede dar mucho juego literario. Con respecto al mundo de las alegorías o metáforas no es fácil ponerse en la cabeza del autor, pero desde luego las puertas tienen tantos significantes reales o metafóricos que sería difícil quedarse con una sola interpetración.
    Un beso, y felicitaciones por el texto, y por presentarte al reto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Miguel! Siií, estoy contigo que esto de los micros es un reto muy interesante. La imaginación contenida en una botella de gaseosa a punto de ser abierta, después se abre y se hace audaz, burbujeante; provoca cosquillas al paladar y dan ventosidades de tripa jeje. Muchísimas gracias por el comentario. ¿No me dirás que la escena no tiene purpurina cinematográfica? Un beso y buen finde!!!

      Eliminar
  12. Eme, que bien has logrado representar en el micro esos falsos rostros a los que nos lleva la cotidianidad, ese nudo en la garganta al salir cada día a representar papeles que nos desagradan.
    Atrapados en falsos esquemas de la sociedad (estudiar, trabajar, casarse, tener hijos, mantenerse a salvo en la zona de confort...), todo sabe a hastío, hasta que un día rompemos con todo eso y lo mandamos al diablo, hasta la puerta recibe su dosis de liberación... Ese día renacemos.

    Eso fue lo que vi y sentí al leerlo amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Idalia, tu interpretación es tan buena como la de cualquiera, de hecho resulta muy interesante "esos falsos esquemas de la sociedad" y "ese renacimiento" aportas valor a la palabra no dicha. Un abrazo amiga.

      Eliminar
  13. Hola, Eme. Ya estoy aquí. No creas que no he leído tu micro hasta ahora, no; lo he hecho varias veces estos días antes de ponerme a comentar, y debo reconocer que no acababa de encontrar la interpretación que sin duda merece por ese misterio que dejas en el aire con tanta elegancia. Quiero pensar que la frase final "Ese día la puerta se cansó de ser ella misma" es la base para aquella en el sentido de que, quizá, esa puerta con una personalidad tan humana se cansara de ser sólo observadora para tomar la iniciativa e intentar ayudar a quien, como el co-protagonista, necesita un empujón para verse y aceptarse en su nueva piel.
    Pero no sé, no lo tengo muy claro...
    ¡Cómo nos has hecho pensar, amiga, me encanta!
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patxi, ay compañero como me motiva tu comentario, Esto de hacer pensar mucho a la gente no se si es bueno para la salud jejeje. Es broma, si es verdad que cuando los compañeros dejáis reflexiones sobe la lectura del relato (y nunca me canso de decirlo) el relato cobra vida. Si lees algo y te quedas sin nada, queda difunta la historia, tendida sobre la pantalla como un papel en blanco. Tu interpretación es tan valida como cualquier otra, pero en este caso la que dejas es una de mis interpretaciones. La puerta es tan protagonista como el mismo personaje masculino, cobra vida como mujer... Y aún queda otra interpretación... Muchísimas gracias por el tiempo que le has dedicado a la lectura del micro. Un abrazo.

      Eliminar
  14. Un relato que da mucho que pensar, Emerencia. Alguien que finje ser lo que no es para ser feliz; una puerta que deja de ser puerta y "ayuda" a nuestro protagonista con su nuez... Muy imaginativo e interesante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Bruno! gracias por el comentario. Me alegra que no te deje indiferente, de eso se trata, con tan pocas palabras, hay que mostrar solo la punta del iceberg (como ha apuntado David). Un abrazo compañero.

      Eliminar
  15. El relato tiene tu sello sin duda, Eme. Confieso que yo soy más de cerrar los relatos a una única interpretación, después de todo forma parte del trabajo del autor, pero no cabe duda de que tu relato nos hace reflexionar. Genial la interpretación de David, como siempre tan agudo. Buen trabajo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jorge. Estoy contigo que cada autor tiene su forma y maneras, a mi es que la intriga me gusta, que le vamos a hacer, me viene de vocación, creo; te cuento ante que jardinera fui investigadora y viajé por esos mundos haciendo mis descubrimientos y no es coña, eh. Gracias compañero por tu comentario. Un abrazo

      Eliminar
  16. No puedo aportar más a lo que ya te han dicho, Eme. Desde luego a tí no te gusta darnos las historias masticadas y con finales cerrados, a eso nos tienes acostumbrados. A tí te gusta ponernos a leer y releer, a pensar, a interpretar. Como le decías a David más arriba quizás eso no te haya dado hasta ahora muy buen resultado en los concursos, pero te aseguro que constituye tu sello personal y totalmente reconocible.

    Todos aprendemos cada día y me atrevería a decir que con el tiempo lograrás conservar tu sello y que tus historias resulten comprensibles para la mayoría (reconozco que a mí hay cosas que se me escapan muchas veces). Tiene que haber autores diferentes y tú lo eres, así que sigue poniéndonos a pensar que lo hacemos muy gustosos :)

    ¡Un beso de verano, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia, que voy a decirte yo... Creo que tú eres una de las seguidoras que más ha estado al pie del cañón de mis letras, desde ya algunos años, por eso se tu aprecio y sinceridad. Me hablas de "sello personal" yo creo que todavía falta mucho para esto, jeje, pero agradecida por ese "chute de motivación" que me dejas, ahí estaré muy gustosa también. Un beso paisana.

      Eliminar
  17. Muy bueno el relato Emerencia, el traspasar esa puerta libera a tu protagonista de el peso que lleva a sus espaldas y que no consigue aligerar. La forma en como desarrollas el tema está muy lograda.
    Un abrazo
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Puri! gracias compañera por estas impresiones que dejas; que hayas podido leer más allá de la puerta, guau, qué bien. Un abrazo

      Eliminar
  18. Desde luego no nos lo pones fácil querida compañera. Tu sello personal a la hora de escribir son todo un reto que nos invita a descubrir significados metafóricos ocultos detrás de tus letras.
    Veo a un personaje acostumbrado a jugar a ser quien no es, y eso hiere una y otra vez al segundo en discordia hasta que el engañado se rebela contra "engañador" y se las hace tragar todas juntas. Y es que las reacciones de los maltratados no siempre son predecibles, al igual que una puerta no abre siempre hacia adentro.
    Un abrazo, Emerencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco, ¡ay que alegría me das! Ese personaje engañado es clave en este micro. Muchísimas gracias por el comentario. ¡¡¡Feliz agosto!!! Un abrazo

      Eliminar
  19. !Impactante relato!
    Te felicito, Emerencia. Lo bueno si breve dos veces bueno.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana!!! qué alegría leerte, me alegro que te impactará. Un abrazo

      Eliminar
  20. Me sumo a las felicitaciones de los compañeros! Confieso que al principio mi interpretación era de considerar el "fallo" de la puerta como justicia divina o carma (según se mire) contra nuestro sujeto que es incapaz de mostrarse como es. Leyendo tus comentarios veo que el significado es más preciso y ya la puerta va tomando forma de mujer engañada. En cualquier caso me ha encantado!
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Araceli, gracias por dejar el comentario, tu interpretación es tan acertada como cualquier otra, de hecho me ha gustado mucho que te haya sugerido eso después de leerlo; ese karma del que hablas, esa fuerza de la puerta, esa dinámica que influye en la existencia del protagonista masculino. Un abrazo

      Eliminar