traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

17.4.17

PRIMER VIAJE DE MILANO NEGRO







Con la experiencia de lo que fue mi primer viaje EGIPTO surge la estupenda idea de que los seguidores de este blog compartan también el suyo y nos cuenten todo lo que les supuso este primer viaje para ellos. Y así comienzan estas entradas compartidas con la brújula imantada de añoranza y tiempo. Un entrañable relato de aquel viaje y algunas fotos de jóvenes viajeros del mismo. Y si yo conozco el lugar, aportaría fotos e impresiones más actuales con el objeto de invitar a los demás seguidores a conocer más de ese sitio, convirtiéndose así en un viaje “acompañados en el tiempo”.




El primer compañero que abrió esta sección fue Miguel Pina.  Y ahora es Milano Negro  Tras este nombre está María José. Una bloguera comprometida con el medio natural, la ecología y la conservación de las especies. María es una internauta a la que no le importa que la sigamos llamando Milano negro porque un día estas preciosas aves entraron por su ventana y se quedaron con ella para siempre. Para que la conozcáis de primera mano, la dejo que se presenta con sus preciosas composiciones de fotografías que hace ella dirigidas a los niños MARÍA .Tiene varios blogs: Milano negro, un blog de opinión  Los ojos del Husky  y Comando Lobo. Este último, es un proyecto educativo con niños para la protección y conservación de la naturaleza. Son relatos donde los protagonistas son alumnos de un colegio que se convierten en agentes especiales del Comando Lobo. La mayor parte de la publicación está basada en las vivencias y experiencias de sus hijos ¡No os los perdáis!

Paso a dejaros a Milano Negro y su primer viaje a Granada. Y a continuación de su crónica viajera os contaré algo más de esta preciosa ciudad que levanta pasiones ¡¡Gracias compañera!!





Fue el embrujo de La Alhambra

Mi Granada no es como vuestra Granada. Porque la mía fue creada entretejiendo poesía, historia, sueños, fantasía y música.
Siendo yo chica, mamá entonaba una canción llena de misterio sobre Boabdil; y aquel moro me daba pena pues yo, también, era mora en las Fiestas de Moros y Cristianos. Y papá me contaba maravillas de la Alhambra y tocaba Granada con el laúd. Y el profesor de Historia nos explicaba que, mientras Europa estaba sumida en la ignorancia y la oscuridad, Al-Ándalus era el faro del conocimiento. Y después llegó Lorca…
Durante años, mi Granada particular fue, poco a poco,  tomando forma, robándome el corazón, y así la conocí sin haber estado nunca en ella.
Era consciente de que tan altas expectativas podían derrumbarse al contrastarlas con la realidad, me había sucedido en Francia. París nunca logró tocarme ninguna fibra sensible; en cambio Granada… ¿qué tendrá que se te queda en el alma?,  ¿qué tendrá que yo solo pensaba en visitarla?
La primera vez, llegué a ella como una Isabel de Solís, desnuda de todo derecho, amante secreta en una escapada fugaz; sin embargo, el poderoso embrujo de la Alhambra me convirtió en esposa aun con todo el universo en contra, igual que hiciera con Isabel.



O quizá fue la magia de las gitanas que nos leyeron las manos subiendo la cuesta de Gomérez: «Sufriréis y lloraréis mucho hasta poder estar juntos, pero luego vendrán cincuenta años de felicidad y tendréis un hijo y una hija»  Nosotros reíamos divertidos, incrédulos de aquellas predicciones que aceptamos como una atracción turística más. Hoy, ante nuestras bodas de plata, sonrío otra vez y pienso que la adivina acertó en todo.
Jamás he olvidado aquel primer amanecer cerca del Generalife. Un ruiseñor trinaba alegre sobre la copa de un álamo que nosotros veíamos desde la cama. Salimos temprano, casi no había nadie y los jardines y los palacios se tornaron más íntimos y sensuales para acoger nuestros paseos. Durante aquellos días, Granada se nos mostró luminosa bajo su cielo azul, repleta de colores, de aromas, de movimiento, en definitiva, rebosante de vitalidad.
En el viaje de regreso, hacía mías las lágrimas de Boabdil y una añoranza tremenda me calaba como si fuera agua; también, nosotros perdíamos la posibilidad de una vida feliz juntos al abandonar Granada.
El avión despegaba…, el desgarro era tremendo… y, entonces, al sobrevolar la Alhambra, me pidió que fuera su mujer. Prometo que yo no hice nada, fue el embrujo…, fue el espíritu de Muley Hacén que se compadeció de nosotros.
Hay una Granada hecha de sueños, de recuerdos, de poesía, de promesas de amor… y esa Granada inmaterial es tan real y tan auténtica como la tangible. 


Foto montada por María para celebrar este viaje después de 25 años


Después de esta historia de amor, estoy segura que alguien de vosotros quiere venir a Granada, y quién sabe, encontrar o perpetuar su amor ¡¡Gracias Milano Negro por compartir este especial e íntimo recuerdo!! 

Y para cambiar la brújula del tiempo una musiquita y pasamos a ver esa Granada inspiradora de amor y embrujo. 







barrio El Albaicín

Sierra Nevada, la Alhambra y las murallas Ziri en El Albaicín


Granada tiene una belleza natural. Corre cuesta  abajo por que le persigue Sierra Nevada y va resbalando por las laderas hasta besar la vega. Dos lomas frente a frente, la de la Alhambra y la del barrio del Albaicín. Antes de mora fue romana y por los judíos fue abandonada. Granada puedes verla, sentirla, porque fue viva en sus inicios y estará viva mañana. Cientos de narraciones históricas hablan de ella; los cuentos de la Alhambra la hacen legendaria. Viajeros se quedaron aquí prendados de su Fortaleza roja, de sus cármenes y de sus cuevas. Desde siempre han vivido gitanos en ella y han dicho la buenaventura y han deseado la buena suerte. Hoy día todavía se ven en la puerta de la catedral con ramas de romero en las manos intentando sacar alguna moneda. Granada es también la de García Lorca, la de las Manolas, las de la calle Elvira, las que van a la Alhambra, las tres y las cuatro solas. Granada se hermosea a cada paso. 
Granada desde mirador de S.Cristóbal

Catedral

Granada es prosa y es poesía. En ella te acompañan los jardines donde asombran los tilos, los ginkgos amarillean sus mariposas y las castañas de indias ruedan por la cuesta del Chapiz, Plaza Nueva, plaza Bib Rambla, acera del Casino, Paseo Violón y Campo del Príncipe. Por las laderas de pitas y chumberas del Sacromonte verás Granada. No irás solo con los coloretes subidos sino escuchando los murmullos y los arrullos del agua, de los baños árabes, de los ríos que la abrazan y de las fuentes con sus caños que borbotean en todas las plazas. Hay leyendas en sus esquinas que te la cuentan sentados en el Corral del Carbón y la Alcaicería. Hay miradas que se sorprenden en San Nicolás y San Cristóbal desde balcones y explanadas. 




Gran Vía de Colon

De La Alhambra que puedo contar para que no se me quede nada. Me enamora su silueta de día y de noche. Sus atalayas, sus pasadizos y sus ventanas. Bellos son sus patios y bellas sus salas. Me sobrecogen sus luces en la piedra y en el yeso, sus cúpulas de filigranas. Siluetas te persiguen en los pasadizos y en las calles abovedadas. El olor a jazmín y a naranjo agrio parece que en las paredes de los cipreses calvos te acorrala. Rosas son los árboles del amor que han florecido por semana santa.






Aquí os dejo más de mi Granada. Otra entrada de este blog, la Granada romántica y un vídeo super completo de toda la historia de La Alhambra.
Espero que os animéis a venir algún día para disfrutar Granada. 

Y ya sabéis, si os animáis a participar en esta colaboración de TU PRIMER VIAJE, encantada de compartirlo desde el cariño y el respeto. Un abrazo a todos!!!





16 comentarios:

  1. "Un ruiseñor trinaba alegre sobre la copa de un álamo que nosotros veíamos desde la cama. Hay una Granada hecha de sueños, de recuerdos, de poesía, de promesas de amor…"

    Ole, ole y ole Milano, por tu arte y por tu sensibilidad al narrar el viaje de tu vida, un sueño de amor hecho realidad. Y ole Eme por esta iniciativa que es un espacio de libertad y confraternidad común.

    Lo que está claro Eme, es que con tu parte final de la entrada haces poesía con la ciudad y los dos textos quedan fundidos en la admiración y el sueño granadino.
    Felicidades a ambas por tanto amor en vuestras palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Miguel, me alegra que te haya gustado. Realmente ambos habéis puesto vuestro corazón en los dos viajes. Sois un encanto. Mi inspiración sale de forma natural por el cariño a esas palabras que habéis dejado. Un abrazo

      Eliminar
    2. Gracias, Miguel. Me alegra que te guste, pero dinos: ¿Te ha picado la curiosidad? ¿Cuándo irás a conocer Granada? Jajajaja Ahora ya sabes que Granada está embrujada y que allí te pueden suceder cosas..., cosas buenas, como que te quedes prendado de su belleza y jamás puedas olvidarla.

      Eliminar
    3. Pues tengo que ir pero ya.....
      Y lo cierto es que es como esa joya reservada y de las pocas capitales andaluzas que no conozco en profundidad. Sin duda una cita pendiente y deseada con anhelo.
      Muy bonito Milano lo redactado.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  2. Gracias, Eme, por invitarme a participar en tu blog. Ha sido una experiencia muy bonita.

    Ya ves que tu ciudad, también, será siempre mi ciudad; aunque, desde luego tú la explicas mejor que yo, jajaja. Me encanta que hayas insertado «Recuerdos de la Alhambra», esa pieza tan evocadora, de Narciso Yepes,uno de mis guitarristas favoritos.
    Un abrazo, amiga granaína. No sé si lo has pensado alguna vez, pero tú también eres Granada. Granada es, sobre todo, la gente que la hizo posible en un pasado y que la sigue creando día a día. Sí, tú también eres Granada... pa que lo sepas, guapa. Jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Milano, no me canso en decir que este mundo virtual tiene embrujo y magia. Ha sido un placer compartir este nostálgico viaje escrito desde lo más íntimo. Un abrazo

      Eliminar
  3. Uauuh!! ¡Enamorada me habéis dejado! Milano tienes mucho arte, has narrado un primer viaje envuelto de amor, sensibilidad y embrujo que nos ha transportado a una Granada idílica, que nos dan ganas de volver a mirarla cómo tú y enamorarnos.
    Y eso qué enamorarnos de Granada no es difícil, pero con la descripción que nos regala Eme con esa prosa poética que delata su amor y su mirada enamorada de esta ciudad, quedamos rendidos al embrujo granadino.

    Enhorabuena a las dos, habéis conseguido un tamdem con conexión y se nota.
    Muchos besos y abrazos a las dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Xus, pues el próximo es un viaje muy entrañable, es una chica de catorce años que... bueno habrá que esperar un poco. ¡Ay, aquellos maravillosos años! Será que ya nos estamos volviendo mayores je,je. Gracias por tus palabras, realmente no es difícil conseguir esa conexión cuando se pone tanto cariño en contar estos recuerdos. Un abrazo

      Eliminar
  4. Yo no he estado en Granada pero con las palabras de María José y lo que has añadido tú (además de tus fotos), me quedo con las ganas de visitarla. Precioso, Eme, eso de que te gusta la silueta de la Alhambra, de noche y de día.
    Como ya dije en su día, sensacional idea la de abrir esta sección en tu blog.
    ¡Un beso a las dos, a ti como anfitriona y a María José como invitada (de lujo, sin duda)!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chelo. Tienes que venir a Granada y a que te embruje la silueta de la Alcazaba. De noche y de día, a cualquier hora, te espera aquí colgada La Alhambra. Ya sabes que me tienes de guía y yo... encantada ;) besos mil

      Eliminar
  5. Muy bonita esta Granada vista con los ojos de Mª José y los tuyos Eme y gracias por compartir esa pieza musical de Yepes, mientras la escuchaba y os leía me trasladaba a esa preciosa ciudad.
    Hace ya años de mi visita pero me encantó el misterio, me maravillaron esas estancias, esos jardines, me imaginaba las miles de historias que allí habrían pasado y es que hay lugares que despiertan la imaginación y sin duda Granada y la Alhambra lo hacen, no sabría decirte si es más preciosa de día o de noche, una auténtica maravilla.
    Gracias por esta sección Eme.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por compartir este ratito nostálgico del recuerdo de María y mi pasión por Granada. Me alegra mucho tu comentario. Creo que esta ciudad es una de las más bonitas de España, al menos de las que yo conozca. Un abrazo

      Eliminar
  6. Imagino que uno siempre busca en sus viajes algo fantástico, un recuerdo inolvidable,... y que casi todos tenemos la suerte de contar con esas evocaciones de alguno de nuestros viajes,... pero esta que nos acabas de contar Milano Negro es realmente hermosa, te envidio por esa experiencia única y creo que irrepetible. Gracias por compartirla!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu deseo lo trasladaré a Maria José. Realmente celebrar sus bodas de plata recordando este viaje ha sido muy emotivo, sobre todo por los momentos que hemos disfrutado juntas para preparar esta entrada y además sentir esa experiencia con ella, y creo que eso en cierto modo, se ha trasmitido. Gracias a ti Norte por pasarte compartiendo esta nostalgia. Un abrazo

      Eliminar
  7. Me decías que me pasara y aquí estoy y me alegro mucho de haberlo hecho porque me ha traído gratos recuerdos de mi infancia, cuando yo viajaba a Granada para visitar a un tío materno que estudiaba Farmacia en Granada. Una de mis ilusiones era y es, aunqeu con lo mayor que es ya va as er complicado, ya mi hijo tiene 18 años y le gusta mas viajar con los amigos que con su madre, pero me hubiera gustado enseñarle Granada a Jorge, es una ciudad preciosa, y de mi visita a la Alhambra tengo muy buenos recuerdos, y la Catedral, es una preciosidad, de modo que aunque mi pareja a ido tres veces ya antes de empezar a salir conmigo, no descarto en convencerlo y visitar Granada. un abrazo y magnifico el relato de Maria Jose es una maravilla. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Teresa como me alegra tenerte aquí de nuevo y además con esta ciudad de la mano de Milano que te ha traído tantos recuerdos. Seguro que aparecen ocasiones nuevas para visitar Granada, el tiempo lo dirá, ya lo verás. Un abrazo grande

      Eliminar