19.3.15

LA FLORACIÓN DE LOS ALMENDROS




La Contraviesa es una comarca desconocida y hoy os hago entrega de estas estampas floridas entre Sierra Nevada y el mar Mediterráneo de la costa granadina. 


Ya están sus flores aquí, con las primeras nieves de este invierno.
No puedes pasar de largo sin detener la mirada en este árbol rústicamente hermoso.

Se le llama la novia de las montañas, por ese vestido hermoso, el más breve, el que solo dura un par de semanas. Un tejido de seda blanca y rosada que cubre las vertientes alomadas entre sierra y mar. 


Pero no es invierno, es primavera, siempre es primavera cuando florecen los almendros. 


Cómo podría retrasar la caída de sus flores, dejar sus pétalos clavados en las ramas. 
Cómo poder contemplar este maravilloso espectáculo unos días más.


El néctar y el polen pesan en el aire, es un momento que embriaga. Nueve meses de gestación y pronto podremos comer la rica almendra, la mandorla de los árabes, la Ha-migdala de los sirios.


Huele a miel, ese olor que te acompaña por senderos y bancales que matiza de dulzura el camino que baja por los barrancos.


Maravilloso cuadro pintado por la mano más hermosa, la de Natura.