CON LA DUDA


El rojo tiene poder en mi mujer. Tiene una cinta roja rodeándole el vientre y la muñeca, con nuditos, dice que es su halo de energía. Caperucita, Pater Nostrum. No sé que le mueve por dentro desde que asiste a esas reuniones. Antes era más, no sé, más sosa. Quizá tenga su magia ese cordón. Es discreto y sexi. Ahí, a la altura del ombligo. No, me equivoco, es solo en la muñeca. No sé porque gasto energía en esto. Pero me viene a la cabeza, al hilo de esto, que para nuestra boda ella quiso casarse con un traje de chaqueta roja. De hecho, estuvo buscándolo, pero no tuvo manera de encontrarlo. Últimamente anda muy enganchada por esa serie de romanas,  La domina. La cosa vendrá por ahí. Ella no es de estar en la luna, es más de planeta rojo. No tiene miedo a llamar la atención. Y el caso es que no se pinta mucho, los labios, de rojo, de vez en cuando, sobre todo cuando vamos a visitar a mi hermano. Para mí que es un ente incorpóreo, ¿qué puede ver en él? Y a él, que nunca le gustó la cocina ni las fresas. Y cada vez que vamos hace pastel de fresas con nata. Debería ser ciego para no verlo. Es el descaro de la parra virgen. Toca convencer a mi cuñada de que se quite el cordón rojo ese de por encima del ombligo por muy sexi que me parezca. FUE ELLA LA QUE EMPEZÓ



Comentarios

  1. Cuñada o esposa, una costumbre curiosa, y tal vez sexi, pero no sé.

    Un buen texto en rojo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Emerencia, misterioso cordón rojo que hechiza y embriaga y genera, a la vez, la envidia de las demás mujeres, ¿será mágico o, quizá, todo lo contrario, muy real? Curioso relato que, creo, merece una continuación para desentrañar ese mundo que comienzas a intuir en estas líneas.
    Gracias por tu participación.
    Un abrazo. :)

    ResponderEliminar
  3. Esto puede acabar como el Rosario de la Aurora.
    Muy buena aportación al reto, Eme.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. UN micro realmente rojo...
    Saludos!
    lady_p

    ResponderEliminar
  5. No me aburri levanto el dedo por tí

    ResponderEliminar
  6. Vaya unos enredos en la familia, con el cordon rojo! Je je! Un abrazote!

    ResponderEliminar
  7. Hola Emerencia. Ese cordón rojo sexi terminará por causar estragos en la familia, sino al tiempo. Veo que hemos coincidido en el color homenajeado en este reto, color de amores y pasiones. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Emerencia Pues el rojo va traer o la guerra o el amor entre Venus y Marte. muy bien escrito, estaría bien seguir leyendo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. La duda quedó despejado con el carmín para el cuñado o no je, je. Bueno lo que pasa en familia se queda en familia ;). Un gran reto en rojo, Eme.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Menudo embrollo familiar tiene esta gente, jeje. Un micro teñido de rojo pasión, muy sugerente, que nos deja con ese apunte de duda del que ya nos advierte el título. Me ha encantado, Emerencia. Una historia original y divertida en la forma de contar.

    ResponderEliminar
  11. Jajajaja, a ver cómo acaba la cosa, aunque claro si fue ella la que empezó...
    Original y divertido. Me encantó. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Unos cuantos enredos de familia con el color rojo como protagonista, muy buen micro, me quedo con las ganas de saber cómo terminara este lío.
    Un abrazo.
    PATRICIA F.

    ResponderEliminar
  13. Un relato que amerita una segunda lectura para tratar de desentrañar ese misterio que se expresa en color rojo. Esos cuatro traen un rollito raro jajaja. Me gustó, se me hizo muy sensual y sugerente. Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Hola, Eme, un micro diría que candente, tanto por lo rojo como por la situacion de familia, que esta mas candente de la cuenta, ja, ja, bueno cualquier cosa queda entre familia, ja, ja. Que tengas un grandioso año amiga, un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola, Eme! Es que deseamos lo que vemos, lo que tenemos más cercano y bueno... al menos todo queda en casa, ja, ja, ja... Muy buen micro. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. ¿Por qué desear siempre el "rojo" ajeno? Es que le agrega un matiz más brillante? Excelente micro. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Juana!, te recuperé, estabas en el limbo del spam ;) un abrazote

      Eliminar
  17. Lulita13/1/24

    Hola Emerencia.Muy original tanto por la forma como por la historia. Me gustó mucho. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  18. Hola Emerencia.
    Un cordón rojo que, en lugar de frontera, parece ser el nexo de la mujer que lo porta con su femineidad y su erotismo. ¿Todo está permitido, todo queda en casa? Si los cuatro están de acuerdo, perfecto. Pero me da a mí que el micro tiene segunda parte.
    ¡Muy buen micro!
    Un abrazo.
    Marlen

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola Emerencia! Un micro muy sugerente que nos despierta la intriga por ese misterioso cordon rojo y el hechizo que parece desencadenar.
    Muy buena aportación al reto.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Gracias por dejar vuestros comentarios: Mari Pau, Merche, Chema, Sibila, Recomenzar, Marifelita, Jorge, Ainhoa, Miguel, Marta, Nuria, Patricia, Ana, Idalia, David, Lulita, Marlen, Rocío.
    Mil abrazos

    ResponderEliminar
  21. Envidia cochina es lo que tiene el protagonista, de que la cuñada no le tire la caña a él.
    Llegando sl final, pensaba wue ella era una marciana, pero con la cuñada igual, estaríamos snte una invasión extraterrestre, y creo que nos habríamos dado cuenta; me quedo con la duda de esto último. De lo primero la cosa está clara.
    Abrazoo Eme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Gabi!, pues te aseguro que son de este mundo. Para salir de dudas si no lo ves en la muñeca de su mano, tú pregunta a la chica donde tiene el cordón rojo ;) Abrazos mil

      Eliminar
  22. ¡Hola Emerencia! Me ha gustado mucho tu post, gracias por compartirlo.
    Excelente contenido tu Blog.
    Espero que tus días sean siempre coloridos y felices.
    Y desearte un buen fin de semana.
    Un saludo. Blues Hendrix 😊

    ResponderEliminar
  23. Menuda historia más imposible en cuanto a sentimientos. Ese cordón y lo que significa, una prohibición que aumenta aún más las ganas por saltársela. Genial, Eme, una pasada de relato.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Pepe!, tardela en contestar, yo;) Un abrazote

      Eliminar
  24. sutil y divertido.
    buen texto!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

MUCHAS GRACIAS POR TU COMENTARIO

Entradas populares de este blog

EL HOMBRECILLO ROJO

EL BESO

COMO AUSTIN Y SHELLY