traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

15.5.16

LE SACAN LOS COLORES..



 A LA ALPUJARRA





No es la primera vez que describo La Alpujarra, los que me seguís lo sabéis. 



 Son los mismos paisajes que conozco, pero me encanta verlos como cambian.




El otoño es espectacular. Viste de maravillosos colores la comarca. 
Es una verdadera paleta con todas las tonalidades posibles que sólo la naturaleza es capaz de dar.














Desde el barranco hasta la alta montaña. 

Los únicos y extensos bosques de roble melojo, arces, cerezos silvestres y castaños brillan entre los pinos y encinas. 
Más hacia los pueblos lo hacen las higueras, membrillos y granados, cerezos y viñas. 
Y en el barranco los dorados chopos, arces y fresnos. 
Y como no, esos majestuosos y omnipresentes plátanos de paseo, abedules, ailantos, alisos, almeces….de las carreteras.



 


Con la bajada de las temperaturas no sólo cambian de colores las hojas de los árboles, también se apagan las maravillosas hortensias que disfrutamos en julio junto a los geranios. Es hora de poda para la floración primaveral. Los tinaos y balcones se quedan solos.


 



 

Se secan los pimientos rojos, se guarda la cosecha de calabazas, a embotellar el vino y a recoger la leña. El caqui aún mantiene algunos frutos en sus peladas ramas y las huertas se quedan vacías.



 



Es tiempo de frío, de usar alfombras y mantas de rayas multicolores: jarapas elaboradas con lanas de diferentes colores. Su nombre se debe a que antaño fue un tejido funcional, una forma de aprovechar telas usadas o harapos.

 

Los numerosos telares de seda dejados por los moriscos fueron aprovechados para hacer jarapas cuyo uso era proteger los colchones de los roces del somier e incluso como manta para la recogida de la aceituna.


foto archivo

Algunas artesanas siguen haciendo demostraciones de cómo se tejía en telares a la antigua usanza a partir de ropa vieja, jirones que se entrelazaban en la urdimbre de hilos de algodón.



Dejamos el valle del Poqueira y vamos a la llamada Alpujarra de la Sierra de la que forma parte Mecina-Bombarón "La Medina del Buen Varón". Allí se encuentra un pequeño puente romano ojival que ha sido casi abandonado. Fue calzada, camino real y ahora es parte del sendero GR-7. Fue paso de la sierra uniendo Almería y Granada y ahora queda escondido en el barranco.






Esta Alpujarra más occidental es una de las principales zonas donde se producen frambuesas.

Me encantan. En las laderas soleadas con suelos esquistosos podemos ver como se cultivan. Suelen ser explotaciones agrarias familiares, una minuciosa mano de obra que empieza en los meses más calurosos del año y termina en invierno. 




De vuelta, nos encontramos con esta fachada maravillosa de color rojo bermellón. Tuvimos la ocasión de verla en verano vestida de verde.
Se trata de una parra virgen, la llamada enredadera de Virginia, la enamorada del muro o la vid de doncella.






Trepa y se agarra gracias a los zarcillos a modo de patas de salamanquesa. 

De sitios tan lejanos como Norteamérica, China y Japón, pintan de color las puertas de nuestro invierno. 

Hojas que pasan del verde brillante a este color que te deja sin palabras. Hay parras con cinco hojitas que producen un fruto llamativo azulado y hay otras como la de esta fachada con hojas más sencillas.



Dejamos ya nuestro recorrido por hoy, cae la tarde, se apaga el día con estos maravillosos colores y para retenerlos grabados en nuestra retina es hora de cerrar los ojos.

Si os gusta esta región granadina y queréis conocerla más (aparte de visitarla) os dejo estas seis entradas en mi blog:
  


6 comentarios:

  1. Me encanta ese paisaje. He visto muchas fotos de la Alpujarra, yo todavía no conozco ese lugar. Mis amigas en una excursión que yo no pude ir las visitaron y nos contaron anécdotas de ese lugar. También compañeros pintores las ha visitado y ha hecho maravillosos cuadros de ese lugar . Espero poder visitarlo en cuando tengamos ocasión. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mamen si debes algún día venir a verla es una región muy peculiar, creo que no hay nada parecido, casas si, en Marruecos pero el entorno es tan diferente que esta comarca es considerada patrimonio. Un abrazo

      Eliminar
  2. Qué viveza! qué color! conozco algo Las Alpujarras, pero en este viaje que tú nos has organizado con tanta maestría, me parece un mundo de fantasia en una realidad tan cercana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Me alegro Suni que lo hayas disfrutado con tanta emoción. Un abrazo

      Eliminar
  3. Hola Emerencia,
    ¡Qué bonito!
    Me ha encantado tu entrada y cómo a través de las fotografías describes el cambio del colorido del paisaje alpujarreño con las estaciones.
    Una de las cosas que me ha gustado de la entrada ha sido el de la confección y uso de las jarapas, pues en mi zona, también las usamos. Las confeccionan en Marruecos como alfombras, fundas para tapicerías y mantas. Están elaboradas de la misma manera y se llaman igual.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macarena, gracias. Sí adoro esta zona. Me alegra tu comentario, realmente es así. Hay mucha herencia morisca en este trabajo artesanal. Un abrazo

      Eliminar